Museo y Villa Romana de Rabaçal

Situada a 12 kilómetros de Conímbriga, esta gran urbanización romana que se despliega en las laderas del Valle de Rabaçal fue descubierta después de 1984, a través de varias campañas arqueológicas.

Situada a 12 kilómetros de Conímbriga, esta gran urbanización romana que se despliega en las laderas del Valle de Rabaçal fue descubierta después de 1984, a través de varias campañas arqueológicas. El espacio, una finca agrícola habitada en el siglo IV d. C., se divide en dos núcleos: el que corresponde a la villa rustica, donde vivían los esclavos y estaban las dependencias agrícolas, y la villa urbana, vivienda señorial. Esta se organiza alrededor de un patio central con columnas, a partir de lo que se definen cuatro áreas funcionales: la entrada, la zona de luz, la zona que permitía la conexión con las áreas de servicio y, finalmente, la zona residencial. Pocos metros más adelante aparecen las ruinas del balneario.

Recorre este testimonio de la civilización latina, construida según los preceptos clásicos de la arquitectura romana, y dedica parte de la visita a observar el magnífico conjunto de mosaicos que decoran el espacio. Representaciones con las estaciones del año, mosaicos de cuadriga, figuras femeninas que parecen invitarnos a entrar y composiciones con motivos vegetales y geométricos, todas ellas reflejan influencias africanas y orientales sin parangón en el arte de este periodo en Portugal.

En el centro de Rabaçal puedes visitar también el museo dedicado a la villa romana, que muestra la colección encontrada durante las muchas excavaciones que se han llevado a cabo en el terreno, especialmente los bajorrelieves en mármol.

Déjate encantar por este centro de arte, civilidad y cultura antigua, perdido entre los áridos paisajes de la sierra.

Horario
De Martes a Domingo: 11:00 – 13:00 / 14:00 – 18:00
Cierra a los lunes, Domingo de Pascua, Viernes Santo y 1 de Enero.

Return to the top