Fado de Coimbra

Si el fado es considerado la canción del alma portuguesa, el Fado de Coimbra es, probablemente, la música que marca el ritmo del corazón de la ciudad de los estudiantes.

Si el Fado es considerado la canción del alma portuguesa, el Fado de Coimbra es, probablemente, la música que marca el ritmo del corazón de la ciudad de los estudiantes. Íntimamente ligado a las tradiciones académicas, el Fado de Coimbra surgió espontáneamente en los grupos de estudiantes que, al mudarse para la ciudad para asistir a la Universidad, llevaban consigo sus guitarras portuguesas.

La tradición se ha mantenido hasta hoy; cantado exclusivamente por hombres, el fado de Coimbra va ligado a normas rigurosas en el vestuario. Los grupos de músicos y cantantes, visten el traje académico de pantalones, sotana y capa de color negro que le da solemnidad al momento y así cantan por la noche en las plazas y calles de la ciudad, escenario privilegiado de la canción de Coimbra.

Durante la época de la Dictadura, junto con los movimientos políticos en el seno de la Universidad, el fado también sirvió como un medio de intervención entre los estudiantes. Nombres como Adriano Correia de Oliveira o José Afonso adoptaran las baladas como forma de expresión política, en un tiempo en que la palabra valía más que mil armas.

Si visitas la ciudad, no te pierdas una de las típicas serenatas bajo las ventanas de las amadas, o ve a ver las magníficas actuaciones de los grupos que cantan frente a la Sé Velha (Catedral Vieja), tocando temas conocidos que hablan de la ciudad o de la vida de los estudiantes, o que ponen música a las palabras de grandes nombres de la poesía portuguesa.

Return to the top